Discos duros y particiones en mi sistema Debian

Utilizo desde hace ya bastante tiempo Debian, y al actualizar a Jessie aproveché también para comprar hardware nuevo y darle un nuevo aire a la organización de particiones en el sistema. Hay mil maneras de organizar particiones, discos y almacenamiento en general, así que ni mucho menos siento cátedra ni es la única o la mejor manera de hacerlo, pero si sirve de guía o ayuda ahí queda.

Vayamos al asunto, ¿cómo organizo las particiones? En un sobremesa para uso personal yo no me complico demasiado la vida. Antes, en ocasiones creaba particiones distintas para /var u /opt gestionándolo todo bajo LVM. Hoy en día prefiero crear simplemente /boot, /, /home y swap:

Dos discos /dev/sda y /dev/sdb

Dos discos /dev/sda y /dev/sdb

Para las particiones de sistema /boot y raíz / utilizo un disco SSD Samsung 850 EVO (/dev/sda), una auténtica maravilla con la que he notado una mejora más que notable en el rendimiento, especialmente en velocidad de inicio/parada del sistema operativo y de aplicaciones… como no podía ser menos tratándose de un SATA 3 con velocidad de escritura de 520 MB/s y de lectura 540 MB/s. Sus 250 GB de capacidad son más que suficientes para lo que necesito, aunque como podréis ver también venden discos de 500 GB para los que precisen de más. El precio de 92€ me parece que es bastante razonable.

Partición raíz /

Partición raíz /

Cabe decir que para el SSD también compré la bahía correspondiente para adaptarlo a la torre y el cable SATA 3. Para el mantenimiento a nivel de sistema del SSD apliqué fstrim sólo para que hiciera una pasada en el inicio en /etc/rc.local y a correr:

fstrim /
Fstrim en / al inicio del sistema

Fstrim en / al inicio del sistema

También activé el atributo noatime para /boot y / para evitar las escrituras en ficheros cada vez que fueran leídos, lo que degrada la vida útil y el rendimiento de los discos.

Las particiones /home y swap prefiero alojarlas en un disco aparte (/dev/sdb) para lo que me hice con un Western Digital WD10EZEX de un 1 TB y con excelente rendimiento por cierto, aunque no tanto como el SSD por razones obvias. Con 16 GB de RAM no he llegado a utilizar memoria swap nunca, pero en caso de necesitarlo prefiero que tire de otro disco y no desgaste el SSD en el que residen las particiones de sistema. ¿Particularidades de /home y swap? Pocas, salvo que las organicé con LVM como volúmenes lógicos para poder expandirlas o quitarles espacio con mayor facilidad.

Partición /home

Partición /home

Como verás no tiene demasiado misterio y seguro que existen más maneras de organizar todo esto en función de las necesidades de cada uno, lo cual no es un problema ya que la flexibilidad es una de las características que más me gustan del sistema del pingüino 😉