Network Manager Text User Interface (NMTUI): configurando interfaces de red en Red Hat y derivadas sin despeinarte

Especialmente con la última versión 7, en la que nomenclatura de interfaces de red ha cambiado y no es… desmasiado intuitiva. Esto afecta a Red Hat 7 y a las distros de la familia como CentOS 7 y las últimas versiones de Fedora.

Personalmente siempre he preferido retocar la parametrización en los ficheros de configuración de interfaz. Estos suelen estar en:

/etc/sysconfig/network-scripts/ifcfg-(interfaz)

En versiones más antiguas solíamos ver los típicos scripts para las interfaces de red Ethernet:

ifcfg-eth0
ifcfg-eth1
...

En las versiones más actuales tendremos:

ifcfg-enp0s3
ifcfg-enp0s9
...

Salvo el cambio de nomenclatura, a la hora de configurar intefaces de red los pasos vienen a ser básicamente los mismos que las versiones antiguas. No obstante hay una manera bastante sencilla de activar/desactivar interfaces y de parametrizarlas sin tener que estar modificando directamente los ficheros: instalando Network Manager Text User Interface (nmtui). Esta herramienta utiliza ncurses y nos permite configurar fácilmente desde terminal y sin apenas dependencias adicionales. Lo instalamos con:

yum install NetworkManager-tui

El uso de nmtui es bastante sencillo. Podemos entrar directamente al menú interactivo con:

nmtui
Menú principal de nmtui

Menú principal de nmtui

Veremos opciones para:

  • Editar interfaces, pudiendo asignar una IP estática o dejar que la interfaz la obtenga por DHCP, desactivar IPv6, asignar DNS, modificar la MTU…
  • Activar/desactivar interfaz.
  • Asignar un hostname a la máquina.
Menú para seleccionar la interfaz de red a editar

Menú para seleccionar la interfaz de red a editar

Parametrización de la interfaz enp0s3

Parametrización de la interfaz enp0s3

La razón por la que nmtui es de las primeras herramientas de administración que instalo cuando trabajo con un Red Hat o CentOS 7, es que está a medio camino entre las GUI de escritorio que muchas veces no encontramos en servidores (como es natural ya que únicamente solemos contar con la ayuda de la terminal) y la edición pura y dura de los ficheros de configuración de interfaz que en ocasiones pueden ser poco digeribles… dependiendo del día de la semana.